Remedios naturalas para los huesos

Remedios naturales para combatir la celulitis Remedios naturalas para los huesos

Remedios naturales para combatir la celulitis.

remedios-naturales-para-combatir-la-celulitis

Remedios naturales para combatir la celulitis o “piel de naranja”

La tan indeseada celulitis o comúnmente llamada “piel de naranja”, puede aparecer debido a problemas de mala circulación, junto a las varices, la retención de líquidos y la hinchazón o piernas cansadas.

¿En qué consiste la celulitis?

La celulitis consiste en una acumulación de grasa, líquido y toxinas en ciertas partes del cuerpo como suelen ser caderas, muslos, glúteos, piernas, brazos y abdomen, el cuerpo es incapaz de eliminar esa grasa y líquidos y se acumula provocando alteraciones en la piel y formando los nódulos tan antiestéticos y a veces dolorosos conocidos como “piel de naranja”.

¿Qué factores van a favorecer su aparición?

Son varios los factores que pueden contribuir a su aparición, os cuento cuales son:

  • factores hereditarios, ¡la celulitis se puede heredar!, así que si tenéis antecedentes familiares, las probabilidades de padecerla aumentan.
  • problemas hormonales como la menopausia, el embarazo o la toma de anticonceptivos, problemas tiroideos.
  • problemas de insuficiencia venosa o mala circulación, la celulitis aparece también como consecuencia de un problema de circulación, favoreciéndose así la retención de líquidos y toxinas. Mejorando vuestra circulación notaréis como la celulitis, los edemas y la hinchazón van a mejorar.
  • el sobrepeso, el estrés, el sedentarismo, dietas ricas en grasa, usar ropa ajustada también favorecen su aparición.

¿Y…Qué podemos hacer para evitar su aparición o mejorarla?

Pues bien, ahí van unos consejillos para poder mejorarla:

  1. beber agua; entre 1,5 y 2 litros diarios, pues el agua ayuda a eliminar toxinas.
  2. llevar una alimentación equilibrada, evitando alimentos ricos en grasas (bollería, azúcares), limitando el consumo de hidratos de carbono y cocinando de forma sencilla (plancha, horno…)
  3. evitar el consumo excesivo de sal, pues la sal favorece la retención de líquidos.
  4. aumentar la ingesta de verduras, frutas, hortalizas y alimentos proteicos: pescado, pollo, pavo, legumbres…
  5. ingerir alimentos ricos en potasio como las coles o berenjenas favorece la eliminación de líquidos y frutas ricas en vitamina C, pues su acción antioxidante mejora la firmeza y elasticidad de la piel.
  6. realizar ejercicio físico suave, natación, andar, bailar…de esta forma ayudamos a movilizar la grasa acumulada y mejoramos la circulación sanguínea.
  7. utilizar plantas medicinales, existen numerosas plantas que te pueden ayudar como el Té verde, el Ortosifón, la Alcachofa, Ananas o Vid roja.

REMEDIOS NATURALES PARA LOS HUESOS Remedios naturalas para los huesos

Remedios naturales para los huesos

Remedios naturales para los huesos

¿ Remedios naturales para los huesos ?

Las mujeres necesitamos más calcio que los hombres, a lo largo de toda nuestra vida; unos 1200mg al día aunque esas necesidades aumentan, especialmente, en el embarazo y la menopausia hasta los 1500mg.

Sin embargo, para prevenir la osteoporosis no sólo es importante consumir suficiente calcio en esas etapas concretas: su correcta ingesta es fundamental, ya a partir de la primera menstruación y durante toda la juventud porque el desarrollo del esqueleto en esos años es clave de cara al futuro.

Los cambios en la cantidad de hormonas que producen el organismo tienen efectos negativos sobre nuestros huesos, en indudable.

La disminución de estrógenos que se produce en la menopausia no sólo es culpable de síntomas como los sofocos, la ansiedad o el insomnio sino que acelera mucho la pérdida de masa ósea y es determinante en la aparición de la osteoporosis.

Pero ¿sabías que las mujeres, a partir de os 35 años, ya empezamos perder hueso?

¿¡La mejor prevención?!

Ejercicio físico a lo largo de toda nuestra vida y una dieta equilibrada rica en calcio y vitamina D.

Parece sencillo… Sin embargo los datos son más que reveladores: 1 de cada 4 mujeres menores de 40 años no toma suficiente calcio pero hay más… Este dato se vuelve, especialmente alarmante a partir de los 45 años: ¡el 80% de las mujeres con menopausia no llega a las recomendaciones diarias de calcio!

¡¿Por qué?! Bien…Evidentemente, no ayuda que, de base, ya tengamos menos masa ósea que ellos pero, sobre todo, porque nuestros huesos son muy dependientes de las hormonas.

Ésa es la principal razón por la que, cuando aparece la menopausia y disminuyen los estrógenos, se acelera tanto la pérdida de masa ósea (otro síntoma más): hasta un 3% menos de hueso por año.

Casi el 10% de las mujeres entre 50 y 60 años tiene osteoporosis pero esta cifra se dispara hasta el 70%, a partir de los 69 años. En total, hablamos de ¡¡más de 2 millones de mujeres afectadas!!

www.remedionatural.org cuidados de mujer

Por ello, el mejor tratamiento es, sin duda, una buena prevención desde jóvenes… y ésta pasa por llevar un estilo de vida saludable sin alcohol ni tabaco en el que una dieta rica en calcio y vitamina D, además de la práctica regular de ejercicio físico son fundamentales.

Pero no sólo eso: el magnesio, el fósforo, los ácidos grasos Omega 3, la soja y sus isoflavonas… también son muy importantes enla alimentación de la mujer con menopausia…

La alimentación es clave, durante toda nuestra vida, para cuidar los huesos: calcio y vitamina D aunque, también, fósforo, magnesio, ácidos grasos Omega 3, isoflavonas de soja…

Pero debemos tener un especial cuidado cuando caen los estrógenos, en la etapa de la menopausia, momento en el que la osteoporosis acecha, precisamente por la pérdida de hormonas.

Todas tenemos claro que la principal fuente de calcio en la dieta son los lácteos ¡aunque no la única!

¿Sabías que los frutos secos son especialmente ricos en calcio? Sobre todo almendras y avellanas: aportan unos 240mg de calcio por 100g (¡el queso de Burgos 185mg/100g!) y tienen un plus ya que son muy ricos en magnesio, mineral fundamental en la formación de los huesos.

También tienen mucho calcio, algunas frutas secas como los higos pero ¡ojo con el sobrepeso!

Y la vitamina D… ¡¿Por qué es tan importante?! Porque, sin ella, el calcio no es capaz de fijarse a los huesos.

¿¡Dónde la encontramos?! En la leche enriquecida, los huevos y los pescados azules como las sardinas, la caballa, los boquerones, el salmón… Un consejo: los pescados pequeños cómelos con sus raspas, porque el beneficio es doble ¡calcio +vitamina D!

Sin embargo, la mayor parte de la Vitamina D no viene de la dieta sino que la obtenemos del sol… síiii… Por ello se recomienda una exposición solar de 15 minutos al día, durante todo el año.

Hablando de Vitamina D; hace unos pocos años, se ha descubierto que, también, tiene una función destacada en el proceso de envejecimiento.

Hoy en día, se está valorando, incluso, su posible papel para prevenir el sobrepeso: al parecer, las mujeres con menopausia que tienen falta de Vitamina D, tienen más facilidad para engordar.

Además del calcio y de la vitamina D, los ácidos grasos Omega 3, también, juegan un papel importante en la prevención de la osteoporosis ya que impiden que el calcio se elimine por la orina. Lo contienen los pescados grasos, frutos secos y semillas pero si crees que no los consumes suficientemente en tu dieta; puedes aportar Omega 3 como complemento en forma de perlas.

Lo mismo ocurre con el Aceite de Onagra, conocida como la planta de la mujer y remedio natural para las molestias de la menstruación y menopausia: la combinación de sus Omega 6 y Omega 3 ayudan a fijar mejor el calcio, siempre, claro, que la alimentación sea rica en este mineral.

Otro imprescindible, en la menopausia, es la soja o soya.

www.remedionatural.org cuidados de mujer

Como planta medicinal, la fitoterapia usa sus isoflavonas en cápsulas para aliviar los síntomas típicos como los sofocos, la sequedad vaginal (también en forma de gel para aplicar), el colesterol…

Como alimento, la soja nos interesa, fundamentalmente, por su valor nutricional y la calidad de sus proteínas (de los escasos alimentos vegetales en contener todos los aminoácidos). Son un excelente sustituto de las proteínas animales de la carne.

¡¿Por qué?!

Resulta que se ha comprobado que un exceso de proteínas animales reducen el calcio de los huesos, al aumentar su eliminación por la orina.

Otros enemigos que aceleran la descalcificación son: el alcohol, el tabaco, la cafeína, el exceso de sal y un bajo peso corporal. Síiiiii…. Engordar en la menopausia no es bueno pero estar muy delgada tampoco: las mujeres con un peso demasiado bajo tienen unos huesos más delgados y poca grasa para amortiguar los golpes y caídas.

Y tú… ¿Cuidas bien de tus huesos?